LA FELICIDAD.

FELICIDAD

La felicidad es comprensión
la felicidad es amiga
la felicidad es faro
de luz de calor y de vida.

 

 

Es comprensión en el alma
es pureza de misma,
la felicidad se encuentra
donde no existe la envidia…

 

Es principio de moral
que en las conciencias habita,
la felicidad se encuentra
donde hay amor y justicia…

 

En el seno del hogar
donde rima la armonía,
donde hay amor y esperanza
la felicidad germina…

 

 

Es feliz aquel que vive
sin tener complicaciones
en cuestiones de salud
y los asuntos de amor…

 

Es feliz aquel que tiene
una prenda idolatrada,
que lo sabe comprender
que lo acaricia y lo halaga…

 

Es feliz aquel que tiene
la voluntad bien templada,
que siempre vive contento
que no se achica por nada…

 

Es feliz aquel que tiene
la vida disciplinada,
que vive de su trabajo
y siente amor a su Patria…

 

 

Es feliz aquel que lucha
aunque cueste un sacrificio
y no se deja envolver
por la serpiente del vicio.

 

 

Es feliz aquel que tiene
todas las cuentas saldadas,
y que ama un ideal
que se llama democracia.

 

 

 José Carlos Gómez.

Advertisements

Exquisitez.

 

 

 

 

 

 

 

 

Quiero escuchar de tu boca,
mi nombre, cuando quedo me dices
“ven “y dejas tu vida en mis brazos,
saboreando tu exquisito jugo, en
lo más hermoso de mi ser.

 

 

Anoche hicimos el amor
y ya te extraño, me envuelves
dejando, tu vida, tu ser
mi cuerpo sin el tuyo, es tierra
que agoniza.

 

 

No quiero vivir sin tu calor,
el que emana de tu cuerpo,
al estar en unión, destinados
uno al otro con pasión.

 

 

Soy fruta prohibida que contigo
madura…
Amor hazme madurar para ti,
¡Cómeme…!

 

 

 

 

 

Soledad Mar y Cielo.

Vida.

Vive intensamente el PRESENTE,recuerda lo bueno del PASADO y el FUTURO te reservara cosas aun mejores.           

LA MUJER.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La mujer no quiere una mirada,
quiere una sonrisa

 

 

La mujer no quiere compania,
quiere presencia

 

 

La mujer no busca una mano,
busca tacto

 

 

La mujer no busca momentos,
espera acontecimientos

 

 

La mujer no busca risa,
espera tu alegria

 

 

La mujer no desea un cuerpo,
desea un abrazo

 

 

La mujer no desea halagos,
desea palabras

 

 

La mujer no desea unos labios,
desea un beso

 

 

La mujer no desea ser persona,
desea ser mujer

 

 

La mujer no espera tu tiempo,
espera tiempo contigo

 

 

La mujer no espera pasión,
espera romance

 

 

La mujer no espera sexo,
espera amor

 

 

La mujer no espera belleza,
espera la hagan sentir bella

 

 

La mujer es mujer,
no la trates como un objeto

 

 

La mujer es mujer,
no es fisica, es sentimental

 

 

La mujer es mujer,
no es un cuerpo,
es corazón.

 

 

La mujer no es para poseer,
es para admirar

 

 

La mujer no es para convencer,
es para AMAR.

Amor mio.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Te amo,

te necesito,

te deseo,

te imagino,

te sueño,

te pienso,

y apesar de la distancia,

te siento y me he acostumbrado

tanto a vos, que sòlo deseo abrazarte,

besarte, sentirte, tocarte,

necesito tus caricias,

el calor de tu cuerpo,

te necesito tanto amor mio!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anita-Carmela.

Fragancia de mujer.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El aroma que hoy me llegó huele a tu vida,

en ese aroma te arropas cuando me hablas,

ese aroma eres tú, flotando en mi aliento

que se desborda en tonos y palabras.

Ajena a la presencia del gentío,

leve, aterciopelada,

caricia al olfato,

como si un beso me tocara el alma.

Más que aroma es susurro,

brisa que se columpia entre las camas.

Posee intimidad de noche clara,

afable placidez de luna llena.

Te olería al decrecer las luces

de las tardes de otoño bronceadas;

te sentiría sin interrumpirte

hasta nacer la aurora sonrosada;

te escucharía, la mirada fija

en tus ojos de sombra, que descargan

nuevas fragancias, a las otras paralelas,

no por distantes con menos resonancia.

Tú eres tu aroma, que roza mis mejillas,

que estremece mi espalda,

que me penetra suave, lentamente,

como en el surco profundiza el agua.

Imprégname, que te siento,

que tengo más de ti en cada palabra.

Y fuera, en el jardín, tiembla la noche,

se enmaraña la lluvia en las acacias,

y el viento trotamundos

pretende entrar, llamando a la ventana.

Todo tan cerca, la tiniebla, el ruido,

el fresco aroma de la hierba, el agua,

todo tan a la mano, y tú tan lejos,

solo conmigo yo, con tu fragancia.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Irais Roberto.